Corte Interamericana de Derechos Humanos ordena al Estado de El Salvador permitir que una mujer en condición crítica de salud acceda a un tratamiento médico para salvar su vida