Siguiendo los progresos—y los desafíos del futuro—con la reforma de las leyes sobre el aborto

Por más de 20 años, el Centro de Derechos Reproductivos ha luchado por las mujeres alrededor del mundo, ganando victorias históricas que aseguran protecciones vitales para los derechos humanos inalienables de las mujeres a la salud, la dignidad, la igualdad, y la autonomía reproductiva.

Vea nuestro mapa interactivo de las leyes sobre el aborto en el mundo (sólo en inglés) >

Durante este período, hemos jugado un papel fundamental en impulsar el avance y el reconocimiento de los derechos reproductivos como derechos humanos y hemos visto que: Docenas de países han liberalizado sus leyes sobre aborto durantes las dos décadas pasadas, mientras sólo pocos las han restringido. Hoy en día, más del  60 porciento de las personas en el mundo viven en países en donde el aborto está permitido por una amplia gama de razones o sin restricción en cuanto a la razón.

Este es un progreso innegable.

No obstante, casi el 40 porciento de la población del mundo vive en países en donde las mujeres no tienen completa autonomía para tomar decisiones sobre su salud reproductiva y su futuro. Es evidente que hay mucho más por hacer.

Esta semana, el Centro de Derechos Reproductivos lanza una versión nueva de las Leyes sobre el Aborto en el Mundo, un mapa que ilustra en dónde se encuentra cada país en una escala que comienza con injusticia y sufrimiento, y termina con la libertad en la toma de decisiones reproductiva.

El mapa evidencia  el progreso en la reforma de leyes sobre el aborto que ha ocurrido alrededor del mundo desde 1994, cuando 179 Estados adoptaron el Informe de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo. Este acuerdo innovador vinculó los deberes de estos países en virtud de tratados internacionales, con sus obligaciones de apoyar los derechos reproductivos de las mujeres y prevenir los abortos inseguros.

Nos hemos centrado en el estatus jurídico del aborto, ya que es un indicador crucial de la capacidad de las mujeres de ejercer toda la gama de sus derechos reproductivos-aunque, por supuesto, hay mucho más en el panorama.  En muchos países, existe una gran división entre lo que la ley establece y la realidad práctica de la capacidad de las mujeres a terminar un embarazo.

Hay demasiados gobiernos que no aplican las reformas que se han convertido en ley. Durante los siete años pasados, una oposición cada vez más notoria, bien financiada y organizada a nivel mundial ha sido implacable en el lanzamiento de ataques dirigidos a socavar los derechos reproductivos para eliminar las vías de acceso a la gama completa de servicios de salud reproductiva. Y los legisladores en contra de los derechos de las mujeres, influenciados por esta red cada vez mayor de fanáticos contra el aborto, impulsan sin descando una larga lista de obstáculos para obstruir el libre y pleno ejercicio de estos derechos.

Los obstáculos legislativos imponen sobre las mujeres: que escuchen  propaganda anti-aborto disfrazada de"consejería,"  que sean sometidas a  períodos de espera obligatorios que retardan el procedimiento de interrupción, y a que se les pidan autorizaciones  escritas para realizarse un aborto por parte de sus padres o maridos. Muchas veces, especialmente en los Estados Unidos, los funcionarios públicos retiran los fondos para servicios de salud reproductiva de los presupuestos públicos y restringen su cobertura en el sistema de salud pública, para que la asequibilidad en sí misma sea un obstáculo significativo para muchas mujeres.

Estos ataques tienen un precio innegable. En países en donde el aborto está altamente restringido, estudio tras estudio ha demonstrado que las mujeres encontrarán una manera de poner fin a los embarazos no deseados, independientemente de si tienen que ir fuera de la ley para hacerlo, y aun cuando viene con un profundo riesgo para su salud y sus vidas. Aproximadamente 13 porciento de las muertes maternas-47,000 en el año 2008-se atribuyen a abortos inseguros. Estas muertes son completamente prevenibles.

El Centro de Derechos Reproductivos lucha contra cientos de leyes anti-aborto propuestas cada año, tanto en los Estados Unidos como alrededor del mundo. Al mismo tiempo, apostamos por un nuevo camino en los países donde las mujeres se enfrentan a decisiones graves sobre su salud todos los días y necesitan protección desesperadamente. Empujamos a todos los países a ampliar el acceso a servicios asequibles de salud reproductiva que pueden disminuir la mortalidad materna y la pobreza.

Nuestro éxito en todos éstos frentes, como se evidencia al darle una mirada al mapa, ha generado una comunidad global en la que las mujeres se encuentran cada vez más seguras, saludables y están ejerciendo sus libertades más que en cualquier otro momento de la historia.

Al mirar nuestro mapa del mundo, es rapidamente evidente que el alcance de esta lucha es inmensa-y la urgencia de ganar las batallas que estamos luchando no puede ser exagerada.

La erosión de las libertades reproductivas pone a muchas en peligro; su restauración tiene una importancia vital para todas.

---------------------------------------------

Leyes sobre Aborto en el Mundo 2011 >

Preguntas y respuestas: Cómo leer el mapa de las leyes sobre aborto en el mundo >

Panorama mundial del derecho al aborto >