La Comisión Interamericana afirma que la prohibición del aborto en Nicaragua pone en riesgo los derechos humanos de las mujeres

Nueva York-- En horas de la tarde de ayer, el Centro de Derechos Reproductivos tuvo la oportunidad de conocer copia de la carta enviada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al gobierno de Nicaragua, en la que declara que la prohibición del aborto que se ha aprobado recientemente en ese país contraviene el derecho internacional y pone en riesgo los derechos humanos de las mujeres. Esta carta, la primera que emite la Comisión sobre aborto, surge después de otros dos triunfos en casos de aborto y como consecuencia de años de trabajo frente a la Comisión. La Comisión Interamericana es el organismo principal de vigilancia de los derechos humanos en el continente americano.

"Los gobiernos que contemplen violar los derechos de las mujeres prohibiendo el aborto serán llamados a cumplir con sus obligaciones internacionales. El mundo y la comunidad internacional están atentos, y los organismos de vigilancia de los derechos humanos también", declaró Luisa Cabal, Directora del Programa Internacional del Centro de Derechos Reproductivos. "La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha puesto sobre aviso a los gobiernos y ha enviado un mensaje directo a Nicaragua de que está atentando contra los derechos más esenciales de las mujeres y poniendo sus vidas en peligro". En la actualidad, República Dominicana y Panamá están contemplando realizar reformas legales que restringirían aún más el acceso al aborto.

El Centro de Derechos Reproductivos promueve desde hace varios años ante la Comisión temas relacionados con el acceso al aborto, resaltando la constante violación a los derechos humanos que padecen las mujeres en las Américas. La carta de la Comisión fue emitida tras dos conquistas recientes en la región. En el caso defendido por el Centro, K.L. v. Perú en 2005, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas estableció que se habían violado los derechos de una muchacha peruana de 17 años cuando funcionarios públicos de salud le negaron un aborto terapéutico pese a que el feto sufría anomalías de carácter fatal. En marzo de 2006, a consecuencia de otro caso defendido por el Centro ante la Comisión Interamericana, el gobierno mexicano admitió que había violado los derechos de una muchacha de 13 años embarazada a consecuencia de una violación y a quien se negó el aborto.

"Esta carta es crucial", dijo Lilian Sepúlveda, Asesora Legal para América Latina y el Caribe del Centro de Derechos Reproductivos. "Tras años de defender incansablemente el progreso de la justicia en la región, nos complace ver el impacto que hemos logrado y que podemos seguir teniendo. Es loable que la Comisión haya reconocido que el acceso al aborto es vital para la preservación de la salud de la mujeres y de la dignidad humana." En colaboración con organizaciones locales, el Centro explora las medidas legales adecuadas para impugnar la prohibición de Nicaragua.