El Estado peruano cumplirá con una nueva parte de su Acuerdo de Solución Amistosa en el caso MM v. Perú

Durante el 146º período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Estado peruano afirmó que va proponer la incorporación de un curso de justicia con enfoque de género en la rama judicial como parte de la instrucción básica que tiene que impartirse a todo juez y jueza del país para poder ejercer dicha función. Dicha decisión responde al cumplimiento del último punto aún pendiente del Acuerdo de Solución Amistosa en el caso MM v. Perú.

MM v. Perú trata el caso de una mujer que fue violada por su médico. El maltrato y discriminación que ella enfrentó cuando trató de obtener justicia en Perú le llevó a acudir ante el Sistema Interamericano. En el año 2000, el Centro de Derechos Reproductivos y DEMUS, CLADEM y CEJIL entraron en un Acuerdo de Solución Amistosa con el Estado. Aunque puntos esenciales como la sanción penal de la víctima no fueron cumplidos, el Estado satisfizo la mayoría de los puntos del acuerdo, siendo éste el último que quedaba pendiente. En el Perú se producen más de 25,000 violaciones sexuales cada año, el 70% de ellas contra niñas y adolescentes. Sin embargo, más del 90% de juicios por violencia sexual son archivados entre otros factores, por prejuicios de género. La obligatoria formación en género de las y los funcionarios públicos es una medida necesaria para contrarrestar esta situación.