Brasil reporta ante la CEDAW

El año pasado, el Centro de Derechos Reproductivos tuvo una victoria innovadora en una batalla de más de ocho años en nombre de Alyne da Silva Pimentel, una mujer afrobrasileña de bajos recursos económicos que murió cuando los médicos que la atendieron no le prestaron el cuidado de salud materna al que legalmente tenía derecho.

En febrero de 2012, el Centro presentó un informe suplementario sobre el caso y la situación de mortalidad materna en Brasil en el marco de la 51ª sesión de la Convención para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) en Ginebra, dónde Brasil se encontraba en proceso de revisión. La carta al Comité CEDAW, que emitió el fallo en agosto de 2011, destaca la decisión del caso Alyne da Silva Pimentel v. Brazil que determinó que el Estado había vulnerado sus compromisos internacionales bajo la CEDAW al no garantizar servicios de salud materna de calidad y sin discriminación para Alyne. El informe hace  énfasis en la obligación del Estado brasileño de tomar medidas inmediatas para aplicar las recomendaciones del Comité con el fin de mejorar la calidad del cuidado de salud materna, eliminar la disciminación en los servicios de salud, y como consecuencia reducir la tasa de mortalidad materna en el país.

Durante la sesión, el gobierno brasileño reafirmó su compromiso para cumplir plenamente con las recomendaciones del Comité CEDAW sobre el caso e indicó su intención de proporcionar reparaciones para la familia de Alyne. El Centro aplaude la promesa del gobierno para adoptar medidas que mejorarán la calidad del cuidado de salud materna y el tratamiento médico de emergencia, así como para prevenir la negligencia y discriminación sistemática por parte de los profesionales del cuidado de la salud, los cuales contribuyeron a la muerte de Alyne.

En las observaciones finales del Comité CEDAW al Estado brasileño, el Comité expresó su preocipación de que las medidas actuales que Brasil está tomando para reducir la mortalidad materna “talvez no sean suficientes para abordar todas las causas de mortalidad materna ya que sólo se centran en los servicios de cuidado para mujeres embarazadas.” El Comité también expresó su preocupación por las sanciones penales enfrentadas por mujeres quienes se someten a abortos ilegales, así como varios proyectos de ley bajo consideración que ponen en peligro la salud y los derechos reproductivos de las mujeres. Uno de estos proyectos de ley es el Estatuto do Nascituro, que trata de establecer derechos fetales. El Comité también pidió específicamente que Brasil presente un informe sobre la implementación de las observaciones finales del Comité sobre el derecho a la salud dentro de los próximos dos años.

El Centro agradece las preguntas del Comité CEDAW durante la sesión sobre la protección de los derechos a la privacidad y confidencialidad en relación a la ley recientemente promulgada en Brasil sobre la salud materna, Medida de Provisión 557, y su énfasis en la provisión de las reparaciones individuales en el caso Alyne da Silva Pimentel v. Brazil. El Centro también agradece el compromiso demonstrado por el Comité CEDAW para avanzar el derecho a la salud para todas las mujeres. Esperamos que Brasil cumpla con su promesa no sólo respecto de las recomendaciones del caso pero también con las nuevas observaciones finales.