Las Naciones Unidas Recomiendan a Perú Expandir el Acceso al Aborto Legal

El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Comité de la CEDAW) define la negación en el acceso a servicios de aborto legal como una violación de derechos humanos

(COMUNICADO DE PRENSA) Las Naciones Unidas han hecho un llamado al gobierno peruano para que reforme sus actuales leyes en materia de aborto y reconozca las violaciones de derechos humanos, incluyendo la negación de servicios de aborto legal y la discriminación basada en género a la que las mujeres se enfrentan cuando buscan remedios legales.

En recomendaciones emitidas esta semana por el Comité de la CEDAW, expertos del Comité citaron cómo durante muchos años Perú ha negado a las mujeres el acceso al aborto legal y ha fallado en la provisión de reparaciones individuales y generales integrales en los casos de L.C. y K.L., adolescentes a las que les fue negado el aborto terapéutico legal. El Comité de la CEDAW instó a Perú expandir el aborto legal a casos de violación, incesto, y malformaciones fetales severas. Actualmente, el aborto es legal en Perú sólo en casos donde la salud o vida de la mujer está en riesgo.

El mes pasado, Perú adoptó un protocolo nacional para prestar servicios de aborto legal para dar claridad a los médicos y pacientes sobre el aborto legal terapéutico en el país, noventa años después de la despenalización del aborto terapéutico. Funcionarios del Estado anunciaron el cambio en la política poco antes de la sesión No. 58 del Comité de la CEDAW en Ginebra, Suiza. El Comité de la CEDAW recomendó diseminar el contenido del protocolo de aborto terapéutico a todo el personal de la salud.

Declaró Nancy Northup, presidenta y directora ejecutiva del Centro de Derechos Reproductivos:

“Una vez más las Naciones Unidas ha reconocido el principio vital que los derechos reproductivos de las mujeres son derechos humanos fundamentales, que incluye el derecho al aborto legal y seguro.

“Las experiencias de mujeres peruanas a las que se les ha negado cuidado en salud que es un derecho fundamental son inexcusable y no debe ser repetido en la vida de otras mujeres.

“Si bien Perú ha dado algunos pasos recientes para expandir los derechos de las mujeres, no está ni cerca de ser suficiente. Ahora es el momento en que el gobierno peruano debe construir sobre el progreso alcanzado y emitir legislación que realmente expanda el acceso a cuidado esencial en salud reproductiva para las mujeres”.

En sus observaciones el Comité de la CEDAW expresó su preocupación sobre las barreras significativas que las mujeres de escasos recursos y marginalizadas tienen que enfrentar al buscar acceso a la justicia en las cortes nacionales, regionales e internacionales –subrayando los casos de L.C. y K.L. El Comité instó al Estado para que capacite a la policía, los jueces y los abogados respecto de sus obligaciones en materia de derechos humanos, especialmente los derechos humanos de las mujeres y el derecho a la igualdad de género.

“Por demasiado tiempo a las mujeres en Perú les ha sido negado el acceso a servicios de aborto seguro, legal, y en ocasiones para salvar su propia vida”, dijo Mónica Arango, Directora Regional para América Latina y el Caribe del Centro de Derechos Reproductivos. “Las Naciones Unidas ha dejado en claro que Perú debe responder rápidamente para implementar el nuevo protocolo de aborto terapéutico e inmediatamente proveer reparación integral a L.C., K.L., y sus familias por el sufrimiento causado dada la falla del gobierno en la provisión de servicios médicos esenciales”.

De acuerdo con lo establecido por el Comité de la CEDAW, Perú debe también asegurar la disponibilidad de servicios de aborto y cuidado post-aborto. También instó a que Perú asegure el acceso a servicios de planificación familiar, en particular en las áreas rurales, y adopte todas las medidas necesarias para distribuir gratuitamente anticoncepción de emergencia dentro del sistema de salud pública, particularmente para las mujeres sobrevivientes de abuso sexual.

El Centro de Derechos Reproductivos, Planned Parenthood Federation of America y la ONG peruana PROMSEX presentaron un reporte en conjunto al Comité de la CEDAW, señalando las preocupaciones en materia de derechos humanos derivados de las leyes peruanas que restringen el aborto, la falta de acceso a anticoncepción de emergencia en los servicios de salud pública, y los obstáculos existentes en cuanto al acceso de adolescentes a servicios de salud sexual y reproductiva.

“Los defensores de la salud de las mujeres han sido sistemáticos en denunciar como los derechos de las mujeres y niñas en Perú han sido violados por demasiado tiempo,” dijo Rossina Guerrero, Directora de Incidencia Política de PROMSEX. “Ahora, con el foco global sobre las violaciones de derechos humanos en Perú, el gobierno debe actuar de forma rápida para poner en práctica la guía para el aborto terapéutico con el fin de que los servicios de aborto seguro sean una realidad para las mujeres peruanas.”

Actualmente el aborto es legal en el Perú solamente cuando la vida o la salud de la mujer está en riesgo, y no en casos de violación sexual. El impacto devastador de la criminalización del aborto en casos de violación tiene especial relevancia en el Perú, por ser el país con las más altas cifras de denuncia por violación sexual en  América del Sur. Las niñas y adolescentes peruanas conforman una proporción mayoritaria (78 por ciento) de los casos de violación, y peor aún, los servicios de salud pública tienen prohibido suministrar anticoncepción de emergencia.

Un estudio de la Organización Mundial de la Salud y el Instituto Guttmacher reforzó el hecho que las leyes que restringen el aborto no están asociadas con menores cifras de aborto. De acuerdo con el estudio, la cifra de abortos para América Latina en 2008 –una región donde el aborto se encuentra altamente restringido en la mayoría de los países- era de 32 por cada mil mujeres en edad reproductiva, mientras en Europa del Este, donde el aborto está ampliamente permitido, la cifra es de 12 por cada mil.